Nuestra Apuesta por la Coeducación

“El mundo es mixto”; y esa no es una un opinión personal, es una realidad innegable.

A pesar que la educación diferenciada ha ido desapareciendo paulatinamente de los sistemas educativos tanto estatales como privados alrededor del mundo, todavía existen en nuestro medio instituciones educativas que conservan este modelo de enseñaza. Estas instituciones defienden la educación separada por sexos, argumentando que existen diferencias físicas, cognitivas y emocionales entre chicos y chicas que son irreconciliables, y que de no ser tomadas en cuenta, dificultarían su proceso de aprendizaje y su desarrollo personal y académico.

En el Montessori, no pensamos necesariamente que la co-educación brinde mejores resultados que la educación diferenciada, solo creemos que la misión de la educación debe ser la de preparar a las personas para que aprendan a reducir sus diferencias, no a exacerbarlas.

Para nosotros, los individuos en su período escolar se encuentran en la mejor etapa para aprender a practicar la tolerancia, el autocontrol y el respeto por el sexo opuesto. La segregación de los estudiantes en base al género, solo puede producir más incomprensión, no necesariamente más respeto ni mejores resultados académicos.